jueves

¿CÓMO SE FORMA LA ARENA?

He aquí una nueva visión de este humilde tesoro que se extiende bajo nuestros pies.


No se trata de restos de meteoritos. Ni de fósiles del Pleistoceno. Sino de algo tan humilde e inadvertido como simples granos de arena como los que podemos encontrar en cualquier playa.


La belleza de cada partícula única e irrepetible se aprecia gracias a que en estas fotografías se ha aplicado un aumento 250 mayor que su verdadero tamaño.
Igual que los cristales de nieve, no hay dos iguales.
Su color y estructura varía dependiendo de su composición mineral: fragmentos de cristales, de roca volcánica o de conchas de caracol.
Esta nueva visión de los más pequeños especímenes de nuestro suelo la recibimos gracias al profesor Gary Greenberg, doctor en Biomedicina por la universidad College de Londres. Para dar con ellos ha tardado cinco años.
Estos y muchos otros es posible contemplarlos en su web: www.sandgrains.com. Y en su libro: Un grano de arena.


Ahora bien, al contemplarlos nos surge una duda: ¿cuál es el proceso de formación de un grano de arena?
La arena está compuesta por diminutos fragmentos de roca que han sufrido un desgaste de miles de años.
El proceso más habitual es el de fragmentación: proceden de piedras que se rompen en ríos y arroyos de camino al mar.
El movimiento de las mareas es un proceso secundario. Los depósitos que se forman al desgastarse las rocas en el mar suelen convertirse en lodo que, al ser más ligero, se dispersa bajo el agua en lugar de en la costa. Algunas fracciones son solubles y desaparecen. Otras más duras se van reduciendo debido a la frotación del movimiento del agua. Así se van convirtiendo en los pequeños granos de arena que luego se depositan en la playa.
Pero para todo este proceso se necesitan años, y años, y años...

Y luego están los que vienen de otro mundo, como la Luna:



2 comentarios:

  1. ¡¡Yo quiero uno de la luna!!Sí, sí, porfa.

    ResponderEliminar
  2. Wow.!!!! Es Increible y Hermoswo.!!!!

    ResponderEliminar